Historia

 

 

La Iglesia San Francisco se remonta a los años 1861 cuando se hicieron los primeros cimientos de la misma, cuatro años después se empezaron a levantar las paredes y entre los años 1868 y 1871 se adquirieron material suficientes para finalizar la construcción y consagrar la iglesia en 1876.

Sin embargo, ya consagrada la iglesia, la infraestructura no estaba terminada, las torres que no se encontraban listas fueron terminadas en febrero de 1882 y entre 1895 y 1898 se pintó y decoró para finalizar definitivamente.

El terreno contaba con una dimensión de 323m2, 34mts de largo , 9,50mts de ancho y 12mts de altura, pero en 1951 se comenzó un proyecto para ampliar la iglesia. Este proyecto fue detenido por las preocupaciones de los hermanos franciscanos que veían cómo la iglesia corría peligro de derrumbe por la gran cantidad de grietas que tenía una bóveda que con el pasar de los días empeoraba notoriamente.

Derrumbe de la Iglesia en el año 1951:

    

En una crónica del día 7 de diciembre del 1951, que se encuentra en el archivo de la iglesia, se relata lo siguiente: “A las 5.41, en que la Comunidad estaba ya casi pronta para ir al Coro a empezar la tarea del día, o sea, el rezo de los Hnos., las misas y la atención al público, sentimos un ruido tremendamente estrepitoso que resultó ser cómo nuestra querida Iglesia se había derrumbado”. Indica que por segundos se salvaron “Fr. Manuel (Nierga) y la señora (Castro) de Calderón con su hija, que al advertir que le caía algo del techo llamaron la atención de Fr. Manuel”. 
Una nube de polvo flotaba sobre los escombros [...] Enseguida comenzaron a llegar, en gran cantidad, los vecinos de Río Cuarto para prestar ayuda”, finaliza la antigua crónica. 


El día anterior al derrumbe había llegado desde Buenos Aires un ingeniero para controlar la situación de la estructura que ya mostraba grietas por varios lados y preocupaba a los religiosos. Sin embargo, el especialista afirmó que no era de preocuparse con la bóveda. 


Por aquellos días se estaba celebrando la novena de la virgen de la Inmaculada, y cuando comenzó el derrumbe estaban llegando los primeros fieles al templo. El desprendimiento no se dio en un momento en el que se oficiara una misa o en el que hubiera mucha gente dentro de la nave. 
Una gran desgracia, pero con mucha suerte”, sostenían los vecinos de acuerdo a lo que relataría luego el diario El Pueblo de la fecha. 
Como se indicó anteriormente, se había comenzado con las ampliaciones de la parroquia. En el derrumbe quedó la bóveda en el suelo y destruido el altar mayor. Las imágenes religiosas quedaron desparramadas por el suelo, muchas destrozadas debajo de los escombros. 

Al día siguiente, 8 de diciembre, fiesta de la Inmaculada Concepción, la celebración se realizó en un salón acondicionado especialmente para la ocasión. La concurrencia fue masiva, los vecinos lamentaban lo que había ocurrido y se mostraron predispuestos a cooperar en lo que fuera necesario. 
Según los medios inmediatamente después del derrumbe, se hizo una importante cobertura de los hechos. En el diario El Pueblo se realizó un seguimiento por días de lo que había ocurrido, difundiendo incluso un “Festival artístico pro-templo San Francisco”, que se realizaría en la sala del cine Gran Sud. 


Entre los datos que brinda el medio, se destacan dos muy particulares:

El primero que da cuenta del horario exacto en el que se produjo la caída, a las 5.41, hora en la que se detuvo el reloj de la iglesia. 


El segundo se refiere a un análisis de las posibles causas de la catástrofe:Puede tratarse de alguna corriente subterránea que haya minado los cimientos”; o “Que uno de los arcos que hacía las veces de columna a la nueva nave haya cedido”; y “son varias las personas que afirman que se produjo un movimiento sísmico poco después de las 4 horas”. 

Para remediar dicho desastre se optó por construir una nueva iglesia en el mismo sitio. Se comenzó a construir 3 años después, a causa de discusiones sobre los planos de la misma y sus costos. Así el 7 de abril de 1951, se comenzaron a hacer las bases de la iglesia que fue termina 18 años más  tardes, 7 de diciembre de 1969, se convertiría en la que se encuentra actualmente entre las calles Alvear y Deán Funes, con una superficie de 1330m2. En 1954 se coloco la piedra fundamentales bendecida por el obispo de Río IV( Mons. Leopoldo Buteler), la construcción fue llevada a cabo por parte del arquitecto de la obra fue Augusto C.Ferrari, el ingeniero Julio Alonso y Don José Pires el director técnica.

Estilo: romano-británico. Dimensiones: Largo: 68 metros. Ancho: 18 metros. Ancho en el crucero: 27 metros. Altura: 16 metros. Superficie Cubierta: 1330 m2. Capacidad: Para 800 personas sentadas y 3000 de pie. Nave Central: - Tiene 50m de largo x 18m de ancho. El crucero mide 27m x 10 m. La cupula tiene 9m de diametro por 14m de alto. Las 12 luces de ónix, para la consagracion, han sido preparadas en La Toma ( San Luis). 

Presbiterio:  Mide 9m x 9m. El altar mayor es de mármol natural y revestimientos de ónix, construido por D.José Pires. La piedra-mesa del altar es un bloque de mármol de 2,80m x 0,90m. Altura: 1m. Naves Laterales:  Tienen 27 m de largo x 4,5 de ancho cada una. Camarín:  Tiene una superficie de 81 m2. Debido a la filtración de la luz a traves de los 16 vitreaux, le da tonalidades policromadas que ayudan al recogimiento y oración.Coro alto: Tiene 4,5 m x 18 m.

Su acceso es por la escalera ubicada en la torre adosada a la iglesia. El vitral del rosetón es de la iglesia antigua. Atrio: mide 4,5x18m. Torre: Es cuadrada de 5m por 5m. la altura total comprendida por la cruz,es de 62,70m. la cruz ha sido hecha y donada por D.José Curletto.

Sacristías: hay una principal,detrás del presbiterio,en la planta baja y dos en el piso alto,al lado del camarín; además tiene tres depósitos auxiliares. 

Plazoleta: une a la entrada de la iglesia a través de una rampa lateral y 5 escaleras de piedra natural de las lajas de san juan . tiene una extensión de 27m x 10m; brindando más visibilidad a la iglesia y permitiendo gran comodidad a la entrada y salida de los fieles

Fachada: manifiesta toda la esplendidez del estilo de la iglesia,con sus 14 capillitas y 72 columnas. La imagen de san francisco es obra del escultor Ricardo Valls. Electricidad: toda la instalación eléctrica ha sido ejecutada desinteresadamente por Agustin Luis Araujo.

 

La Iglesia de San Francisco Solano forma parte del patrimonio cultural y religiosos de esta ciudad. Cuando los Padres Franciscanos llegaron a la Villa de Río Cuarto en el año 1856 comenzaron a construir un convento y una capilla, consagrada 20 años más tarde a San Francisco Solano.

El templo cuenta con un archivo y una llamativa biblioteca, la cual contiene obras del siglo XVI

En el hall de entrada se encuentra el Mausoleo donde descansan los restos de Fray Salvador Solá Villalta, constructor del segundo y actual Templo.